5 mitos de privacidad en Internet que la mayoría de la gente cree

14.04.2020

Mito n.° 1: Los delincuentes informáticos solo hackean a grandes empresas o personas importantes

La privacidad es una preocupación universal. El hecho de que no tenga nada que ocultar no significa que sea invulnerable a las infracciones de privacidad.

En la actualidad, muchas empresas utilizan su información personal de maneras en las que puede no sentirse cómodo. Los sitios web y las aplicaciones pueden monitorear su comportamiento digital, por ejemplo, recopilar datos sobre su ubicación, hábitos y preferencias, luego usar estos datos para generar ganancias, ya sea enviándole anuncios dirigidos o vendiendo sus datos a terceros. Este tipo de seguimiento de datos puede parecer invasivo y frustrante, especialmente si no lo consientes.

Mito n.° 2: Eliminar cookies mejora su privacidad

Las cookies, pequeños archivos de datos almacenados por su navegador web local, contienen una gran cantidad de información sobre su comportamiento en línea, incluidos sus sitios web favoritos, historial de búsqueda e información de inicio de sesión. Podría suponer, entonces, que eliminar sus cookies aumenta su privacidad al dificultar que las empresas lo rastreen. Desafortunadamente, este no es necesariamente el caso.

Podes eliminar sus cookies, pero probablemente solo se reconstruirán a menos que cambies ciertas configuraciones del navegador y elimines también su caché e historial. Sin embargo, deshabilitar las cookies y restablecer su navegador no protege su dispositivo de las huellas digitales.

Las empresas y los proveedores de servicios de Internet (ISP) aún pueden recopilar información sobre tu tipo de navegador, sistema operativo, zona horaria, resolución de pantalla y complementos, incluso sin cookies. Estos detalles únicos se unen para formar la huella digital de tu dispositivo, que luego puede usarse para identificarlo.

Mito n.° 3: Cerrar aplicaciones protege su privacidad

La mayoría de las aplicaciones revelan el hecho de que recopilan tus datos cuando los usas. Sin embargo, lo que quizás no sepa es que ciertas definiciones de privacidad permiten que estas aplicaciones accedan a tus datos incluso cuando no las estás usando. En otras palabras, cerrar una aplicación en tu dispositivo no necesariamente garantiza tu privacidad.

Muchas aplicaciones, por ejemplo, se configuran automáticamente para rastrear su ubicación en todo momento, incluso cuando la aplicación está cerrada. Aunque las aplicaciones de seguimiento de ubicación más comunes están relacionadas con el GPS, hay muchas otras que exigen acceso a su ubicación, incluidas aplicaciones meteorológicas, aplicaciones para compartir viajes, aplicaciones de noticias, aplicaciones de reserva de restaurantes, aplicaciones de viaje y aplicaciones de reserva de hotel. A menos que desactive activamente esta configuración, podría compartir información personal confidencial sin saberlo con empresas y anunciantes, lo quiera o no.

De hecho, un Informe del New York Times descubrió que al menos 75 empresas reciben "datos de ubicación precisos de aplicaciones cuyos usuarios permiten que los servicios de ubicación obtengan noticias locales y clima u otra información". El mismo informe también identificó a más de otras 25 compañías que dijeron que venden datos de ubicación a empresas con fines publicitarios específicos.

Mito n.° 4: Usar el modo privado o incógnito ofrece la máxima privacidad

La mayoría de los navegadores web populares ofrecen a los usuarios la opción de abrir nuevas pestañas o ventanas en modo privado o de incógnito, lo que proporciona un grado de anonimato al navegar por la web. Sin embargo, estos modos no dan privacidad total.

El modo privado o incógnito es perfecto para una tarea como consultar el correo electrónico en una computadora pública o comprar un regalo para un miembro de la familia, ya que oculta su historial de navegación y caché de cualquiera que use su computadora. Además de darle una lista en blanco para cada sesión de navegación, tampoco almacena cookies ni información personal.

Sin embargo, eso no significa que puedas evitar que los sitios web y los ISP lo identifiquen. Es posible que los sitios que visitas no tengan acceso a tus cookies en modo incógnito, pero los anfitriones del sitio web aún pueden recopilar información mediante la toma de huellas digitales de tu dispositivo, identificando su dirección IP y enviando datos de seguimiento a sus servidores.

Un estudio de la Universidad de Chicago descubrió que muchas personas sobreestiman las protecciones que ofrece el modo privado. Por ejemplo, el 56,3 % de los participantes pensó que cuando iniciaban sesión en Google en modo privado, sus consultas de búsqueda no se guardarían. Sin embargo, eso no es cierto; el uso del modo privado evita que su historial de búsqueda se guarde en su navegador web local, pero Google aún puede acceder a sus búsquedas.

Mito n.° 5: Realmente no tiene ningún control sobre su privacidad en línea

No deberías tener que renunciar a tu privacidad si no lo deseas. La nueva definición de privacidad debe tener en cuenta tus necesidades personales. No solo debes tener la capacidad de elegir qué tan visible sos sin importar dónde se conecte, sino que también debes poder ajustar esa visibilidad tantas veces como lo desees.

La belleza de Internet es la libertad que ofrece: libertad para explorar y expresarse en tus propios términos. 

fuente Lenovo Vantage